Tegololos: Un exótico manjar, 100% mexicano
  • facebook
  • twitter

Tegololos: Un exótico manjar, 100% mexicano

¡Hechízate con el sabor de la cocina de Catemaco!

   Los enigmáticos parajes en los que se asienta la región de Catemaco, donde la naturaleza parece competir con la fauna en una carrera interminable por demostrar cuál de ellas es la más prolífica, no sólo es un rincón donde los paisajes sobrecogen el alma, sino que está rodeado por una atmósfera de misterio, de magia y de un místico pasado donde su habitantes con fama de brujos no sólo traen al presente la tradición de un pasado milenario de conocimiento en herbolaria y curación, sino en creación de manjares y platillos que simplemente habrán de curar todos los males y a través del paladar, generar la mejor sanación.

 

 

   Y en el marco de este escenario donde lo mismo el espíritu, que el gusto, serán apaciguados; la comida es sin lugar a dudas un elemento en el que también se percibe la abundancia de sus tierras, dando lugar a creaciones peculiares y que sólo pueden encontrarse en esta bella región; comenzando por el salpicón de anguila, o las pellizcadas con momocho; pasando por la casbela, un exquisito guiso de calabaza guisada junto con costillita de puerco y por supuesto, los famosos chololos, una variedad de bollitos de masa de maíz y frijoles que se sirven en caldo a manera de albondigas. Pero sí de comida típica de Catemaco hablamos, tendremos que cederle el trono, sin lugar a dudas, al protagonista de los ingredientes de esta región, el llamado ‘escargot veracruzano’: Los Tegololos.

   Pero… ¿Cómo preparar tan novedoso ingrediente de afrancesada inspiración? Las recetas son diversas y dependerán de la usanza del cocinero, pues en cada confín de la laguna, los modos de preparación pueden ofrecer al comensal, un atractivo de tour para sus distintas versiones degustar. Sin embargo existe una que destaca no solo por su popularidad sino por la caricia que su sabor dejará en el paladar. Los tegololos son una especia de caracoles, propias de agua dulce y abundantes en el lacustre escenario de Catemaco, su color característico es un marrón oscuro y como dato cultural, antes de entrar a la cocina, se debe tener en cuenta que por cada dos kilos de tegololo en su concha, se obtendrá un kilo de la pulpa de esta exótica y deliciosa especie,

   Los ingredientes que han de enriquecer este platillo tan singular son el tomate, la cebolla, la salsa de tomate con azúcar o catsup; luego, para sazonar: cilantros y limones; pero si el comensal prefiere a su gusto desafiar, se puede incorporar las notas del chile, para encender un poco la preparación. Seguidamente se preparará una especie de coctel, que dicen los que saben, entre más cilantro lleve, más se acentuará el sabor del tegololo; pero sin lugar a dudas este platillo logrará renovar la capacidad de asombro de todos aquellos fanáticos de la coctelería de frutos del mar, que con la textura, el color y el distinguido sabor de esta especie, dará mucho de que hablar y sobretodo, mucho que probar.

   Es así como esta original receta, se pinta a la medida de las múltiples leyendas de Catemaco, que apenas a la altura de tan emblemático rincón veracruzano, al igual que la mano de sus brujos y magos, hará fluir la magia desde la punta de la lengua hasta impregnar el sentido del gusto en una melodía con acento indígena y con los mismos beneficios que una limpia, una barrida o bien, una profunda meditación.

Arriba