Xalapa, capital gastronómica de Veracruz
  • facebook
  • twitter

Xalapa, capital gastronómica de Veracruz

El orgulloso hogar de los mejores chiles de México.

   Cuando se escucha el nombre de ‘Xalapa’ en el paladar mexicano un eco de sabor resuena y más que en la belleza de esta ciudad, nuestra mente se inunda con un copioso oleaje de sabores, recuerdos y remembranzas que nos recuerdan el grato sabor de este fruto nacional; sin embargo, Xalapa es mucho más que una variedad de chile; Xalapa es cultura, es diversidad, pero es ante todo un deleite: en su gente, en sus calles, en sus rincones y recovecos, pero por sobretodo en su cocina y en sus ingredientes, convertidos en guisos predilectos.

 

 

   En esta orgullosa capital de las tierras veracruzanas, la atmósfera bohemia de sus calles, que como un desafío trazan irregulares senderos, se conjunta con su variedad culinaria, ofreciendo al comensal una experiencia que conjunta todos los sentidos al momento de degustar las viandas típicas de la región, dándole una deliciosa intensidad a los sabores contenidos en sus platillos, tal como sucede con las célebres picadas gigantes, que en Xalapa las hay de una gran variedad, desde las típicas de chicharrón, longaniza, pollo y queso deshebrado, hasta las que llevan carne enchilada, chuleta, lomo, pierna, huitlacoche o flor de calabaza.

  Pero eso es sólo el comienzo, en la llamada ‘Atenas Veracruzana’ el sazón puede encontrarse de muchas maneras, tal como sucede con el chileatole de pollo, un guiso que se prepara espesando el caldo con masa y agregando el sabor del chile ancho, el elote y la penetrante fragancia del epazote. O bien un delicioso mole verde con cerdo o pollo, en cuya laboriosa preparación intervienen las notas del clavo de olor, la hoja santa, las hojas de chayote, las hojas del aguacate, el cilantro, el epazote y el chile poblano, en una verdadera demostración de sabor, que en el paladar del comensal habrá de dejar muy en claro que de mole, sólo el nombre tiene, pues está deliciosa preparación se ganará un lugar aparte en el corazón de quién gustoso la pruebe y se enamore de su sabor.

   Además, no podríamos hablar de Xalapa sin hacer referencia a sus chiles jalapeños rellenos, como uno de los protagonistas absolutos de la cocina de la región, en cuyo interior podemos encontrar una vasta selección de ingredientes; pero como para muestra basta un botón, estos deliciosos chiles capeados de harina de maíz y manteca, se les puede encontrar ya sea con un relleno de picadillo en salsa de tomate con zanahoria y papa o bien, rellenos de atún a la vizcaína o bien, de piña y camarón, o de camarón con miel y frutos secos. Como se puede ver, en la diversidad está el gusto y en Xalapa a todos se les da gusto.

   Y para seguir complaciendo al comensal, nada mejor para acompañar los alimentos o como un fiel aliado en las caminatas por sus encantadoras callejuelas que un delicioso torito, típico de la región, donde su ya conocida base de leche condensada y licor de caña se puede enriquecer con los frutos de la región, tales como el mango, el coco, la guayaba, el mango o la fresa. O bien si la tarde refresca y se desea un momento de contemplación no habrá mejor elección para satisfacer lo mismo el antojo que el corazón, que una generosa y humeante tasa del exquisito café que se produce en la región, que como se dijo en un principio en Xalapa, sabe mejor y si se acompaña con un pan de elote o unos buñuelos, entonces, definitivamente no tendrá parangón.

Arriba